Vaginoplastia

Vaginoplastia



La vaginoplastia, también conocida como rejuvenecimiento vaginal, es el procedimiento destinado a devolverles a los músculos vaginales la tonicidad perdida por partos o por el envejecimiento, o el procedimiento destinado a reconstruir o a cambiar el aspecto de la vagina ya bien sea por razones estéticas o no.


COTIZAR
Con los últimos avances en cirugía plástica las mujeres cada día se vuelven más exigentes. Ahora también las partes más íntimas del cuerpo pueden ser tratadas para mejorar no solamente la estética sino la funcionalidad. Actualmente muchas mujeres buscan mejorar tanto el aspecto físico de su vagina como su rendimiento sexual. La cirugía plástica ha cumplido con estas demandas con un procedimiento denominado vaginoplastia o rejuvenecimiento vaginal. Después de múltiples embarazos los músculos vaginales tienden a agrandarse y perder su tensión normal debido al gran estrés al que se ven sometidos durante el paso del feto a través del canal vaginal y como resultando en la perdida y debilitamiento de los músculos vaginales.

Otras causas que pueden llevar al debilitamiento y agrandamiento de los músculos vaginales son el envejecimiento normal, el trauma y problemas de tipo genético. Las mujeres con este tipo de inconvenientes pueden ser sometidas a una vaginoplastia para mejorar su actividad sexual y por ende incrementar su autoestima y mejorar su relación de pareja.
El procedimiento de rejuvenecimiento de vagina se realiza usualmente bajo anestesia general y tiene una duración aproximada de una hora. El objetivo principal de la vaginoplastia es tensionar los músculos vaginales y el tejido blando circundante reduciendo el exceso de la mucosa vaginal. Con esto se logra reducir el diámetro vaginal lo que provocara un mayor roce vaginal durante las relaciones sexuales mejorándolas considerablemente. Las cicatrices después de una vaginoplastia no son visibles ya que quedan ubicadas intravaginalmente.

Posterior a una vaginoplastia los resultados más visibles incluyen una disminución en el diámetro de la vagina y un aumento en la tensión muscular vaginal. Generalmente los pacientes tendrán un rendimiento sexual satisfactorio y placentero tanto para ellas como para sus parejas.
Es normal experimentar incomodidad, inflamación y un moderado dolor en el área operada después de una vaginoplastia. Esta incomodidad debe desaparecer entre 1 y 2 semanas después de la cirugía. Puede regresar a sus actividades normales y al trabajo aproximadamente 1 semana después del rejuvenecimiento vaginal pero la actividad física exigente como levantar peso estará restringida hasta 6 semanas después del procedimiento. Las relaciones sexuales solo pueden volverse a llevar a cabo normalmente después de 6 semanas de realizada la cirugía cuando se completa el tiempo de recuperación.

El resultado final de una vaginoplastia es una combinación entre una apariencia vaginal más juvenil, un aumento de la sensibilidad y las sensaciones durante las relaciones sexuales y una vida de pareja mucho más armoniosa