Liposucción

Liposucción

cuerpo2

Es una técnica quirúrgica destinada a remover depósitos grasos indeseables en áreas específicas del cuerpo.
No es un sustituto para bajar de peso sino un método para eliminar acumulaciones de grasa que no responden a la dieta y ejercicios.
La grasa se extrae mediante cánulas de aspiración romas de pequeño diámetro que se introducen por una incisión pequeñísima de la piel.
La técnica se basa en la capacidad contráctil de la piel, la cual se retrae como en un proceso de cicatrización para adaptarse al nuevo volumen reducido de grasa.
La indicación principal de la liposucción son las lipodistrofias o acúmulos de grasa profunda de reserva ubicadas en las caderas, cara externa de los muslos, nalgas, abdomen, brazos, cara interna de las rodillas, pantorrillas, zona superior de la espalda y papada.
COTIZAR
La liposucción consiste en extraer la grasa de partes localizadas del cuerpo usando cánulas de succión a través de muy pequeñas aberturas en la piel. La liposucción no es un método para tratar la obesidad generalizada.
Está indicada primordialmente para la extirpación de adiposidades inestéticas localizadas (abdomen, glúteos, caderas," pistolas", cintura, muslos, brazos, "papada", mejillas, etc.).
También es usada para el tratamiento de la pseudoginecomastia en el varón, extirpación de lipomas gigantes y en combinación con otros procedimientos quirúrgicos tales como la dermolipectomía y ritidectomía.
Los candidatos ideales para este procedimiento son aquellos con los excesos de grasa periféricos.
El tono de la piel es fundamental, ya que si no es el adecuado puede no adherirse después de la cirugía.
En caso que la piel se encuentre flácida, secundaria a estrías, es recomendable practicar una lipectomia en la zona.
Los mejores candidatos para una Liposucción son aquellas personas que estando cercanas a su peso ideal, presentan acumulo de grasa en determinadas zonas. Estos acúmulos generalmente distorsionan la silueta del cuerpo. La liposucción mejorará esta silueta para adaptarla a su peso, estatura y forma corporal. Podremos eliminar grasa de las caderas, muslos, rodillas, tobillos, abdomen, brazos, etc.
Un aspecto fundamental en esta operación es el estado en que se encuentre su piel.
Si su piel tiene una buena elasticidad los resultados serán mucho mejores que si tiene una piel flácida. Puede que sea necesaria o aconsejable la perdida de peso previa para obtener resultados satisfactorios.
Tenga presente que este procedimiento no mejorará la flacidez de la piel o las irregularidades existentes por esta causa o por la existencia de “celulitis”. Deberá valorar otros tratamientos si esta es su principal preocupación.
En esta cirugía no hay corte del exceso de piel, sólo succión de la grasa. Se pueden aspirar áreas como la espalda, el abdomen, los flancos (cintura), muslos, glúteos, brazos y párpados.
Este procedimiento mejora la apariencia corporal y pule los contornos corporales irregulares o deformes por medio de la eliminación de los depósitos indeseables de grasa en exceso, por lo que algunas veces se le llama contorneado corporal.
La liposucción puede servir para moldear las áreas por debajo del mentón, el cuello, los pómulos, la parte superior de los brazos, los senos, el abdomen, los glúteos, las caderas, los muslos y las rodillas.
Durante la primera consulta, su médico evaluará su estado general, los depósitos de grasa existentes y el tono y firmeza de la piel.
Se le explicarán los métodos alternativos para mejorar el contorno corporal, como la abdominoplastia, y se discutirán las opciones o la combinación de procedimientos que sean mejor para usted.
Si va a someterse a una liposucción amplia discuta la posibilidad de realizarse una autotransfusión. Se le darán instrucciones acerca de cómo prepararse para la cirugía, incluyendo normas sobre la toma de alimentos y líquidos, suplementos de hierro, tabaco o toma o supresión de medicamentos y vitaminas.